• Teléfono: (+54)-11-4483-1742
  • ventas@osteomedical.com.ar

Tendencias que marcarán el sector salud 

Abr 26, 2023 Noticias

3 tendencias que marcarán el sector sanitario en 2023

En 2022, mientras que muchas empresas del sector empezaron a superar la crisis y los desafíos que la pandemia del COVID-19 supuso para la industria, otras han aprovechado la ocasión para saltar directamente a un nuevo nivel de servicio, que tendrá un gran impacto en la forma en la que se consume y se proporciona la asistencia sanitaria.

En algunos mercados, es posible que las presiones extremas y alteraciones en los servicios de los últimos años aún sean cosas del pasado. Sin embargo, esto está llevando a los proveedores de asistencia sanitaria a explorar nuevos workflows y tecnologías de servicios mientras intentan ponerse al día de las nuevas expectativas y necesidades de los pacientes.

La respuesta de cada organización dependerá de sus propios retos, pero a continuación listamos las tres tendencias que van a marcar el sector en 2023.

La automatización como aliada para hacer frente a la subida de los costos

El nuevo desafío que supone el aumento considerable de la inflación en múltiples componentes de los servicios ofrecidos ya está afectando a los presupuestos de los hospitales. Ya sea por las enormes subidas en los costos energéticos o los problemas en la cadena de suministro de material médico, y los consiguientes aumentos de los costos laborales para ayudar al personal a hacer frente al impacto de la inflación, son tiempos muy difíciles para el sector sanitario, tanto los públicos como los privados.

Además del aumento de los costos de personal, su escasez también está planteando un enorme desafío, alcanzando una fase crítica de presión para las organizaciones sanitarias de casi todo el mundo. Las organizaciones sanitarias informan de dificultades para contratar, formar y retener suficientes recursos de personal a pesar del aumento universal de la demanda de servicios sanitarios. La Organización Mundial de la Salud prevé un déficit mundial de 10 millones de trabajadores sanitarios para 2030.

Por eso, los profesionales sanitarios están ahora más abiertos a soluciones tecnológicas que puedan aliviar la carga administrativa del personal y los pacientes. Todo lo que pueda reducir el tiempo dedicado a tareas repetitivas y burocráticas que obstaculizan el acceso a los servicios sanitarios y su prestación se considera una ventaja.

Por ejemplo, la automatización de ciertos servicios al paciente, como la gestión de citas, la renovación de recetas, el pago de servicios o incluso cierto triaje médico, podría ser una medida satisfactoria y beneficiosa para los pacientes y el personal administrativo del hospital.

Del mismo modo, la mejora de la movilidad del personal clínico mediante el uso de teléfonos inteligentes habilitados con comunicaciones basadas en roles que se integran con los registros electrónicos de salud del hospital ayudará a mejorar la accesibilidad del equipo de atención y, en última instancia, a mejorar el compromiso de cara al paciente.

Los servicios de teleasistencia y telemedicina evolucionan

Uno de los efectos más transformadores, y posiblemente beneficiosos, en la prestación de servicios sanitarios durante la pandemia del virus Covid-19 fue el aumento de la disponibilidad, el uso y la valoración de los servicios sanitarios y de telemedicina a distancia. Incluso a medida que nos acercamos a las últimas fases de la pandemia, con la reanudación de los servicios sanitarios presenciales, vemos que muchas organizaciones sanitarias y pacientes siguen prefiriendo la opción de los servicios sanitarios virtuales.

No se puede discutir la lógica: Una serie de servicios de telemedicina adecuados suelen ser más cómodos para los pacientes y las organizaciones sanitarias pueden prestarlos de forma más eficiente y rentable.

La clave para que la teleasistencia sea un éxito en 2023 será ofrecer un equilibrio híbrido adecuado entre los servicios presenciales y los de telemedicina. Los pacientes quieren saber que las videoconsultas puntuales no limitarán la relación con su profesional sanitario. La importancia de una comunicación abierta entre el paciente y su proveedor sanitario será esencial para el éxito de la adopción y el uso de estos servicios. Permitir que los pacientes se comuniquen a través del canal que prefieran y que mejor se adapte a sus necesidades sanitarias se convertirá en un elemento clave del éxito de los servicios de teleasistencia.

Servicios sanitarios personalizados y basados en IA prestados a gran escala

La capacidad de ofrecer a los clientes servicios mejorados a través de las herramientas de comunicación, tal y como se ha descrito anteriormente, está muy bien, pero no nos podemos olvidar de que estamos hablando de organizaciones sanitarias con recursos limitados. Como resultado, podemos prever un posible atasco en el acceso y la prestación de servicios, y aquí es donde los servicios sanitarios digitales personalizados ayudarán a mejorar las cosas en 2023.

Los pacientes de la sanidad digital experimentarán un plan de servicios sanitarios cada vez más personalizado y adaptado a sus necesidades, su perfil y otras características diversas. La atención sanitaria personalizada para los pacientes significa que tienen opciones más flexibles en cuanto a la forma en la que se relacionan y comunican con el servicio sanitario, como cambiar de voz a vídeo, correo electrónico y SMS, chatbot a chat con agente en directo y, por supuesto, servicios en persona cuando proceda.

La clave para conseguir esta personalización a gran escala será la incorporación de la Inteligencia Artificial (IA) a la experiencia del paciente. Cuando la IA y los datos se combinen con la potencia de, por ejemplo, un centro de contacto digital basado en la nube, los proveedores sanitarios tendrán una oportunidad única de adaptar sus servicios a lo que cada paciente necesita.

Un ejemplo de los beneficios de esta personalización podría encontrarse en pacientes de enfermedades crónicas. Una persona con hipertensión podría seguir un plan de dieta, ejercicio y medicación. Podría ser monitorizada por un wearable digital, cuyos datos se introducen en un workflow basado en IA específico para pacientes con enfermedades crónicas que determina la actividad diaria y los objetivos. El dispositivo podría notificar al paciente a través de un chatbot o un SMS y sugerir un aumento del movimiento o la actividad, así como la toma de medicación, o un reconocimiento por alcanzar los objetivos en un juego de recompensa al estilo de la gamificación.

La tecnología en favor de la salud

Si bien la pandemia, la subida de los costos y los cambios en las expectativas y necesidades de los clientes son vistos como posibles amenazas al sector. También pueden ser catalizadores del cambio. Al apostar por soluciones que, por su vez, invierten en tecnologías que están en alta como la automatización, la telemedicina y la inteligencia artificial las empresas del sector pueden no solo hacer frente a estos desafíos, sino también mejorar la experiencia de los pacientes, ofreciendo servicios de mayor calidad y ganando eficiencia en sus operaciones.

Fuente: AVAYA