Categoría: Densitómetros Óseos

OneScan™ – Densitometría Ósea

No usa un posicionador de bloque de espuma para pierna: ayude al paciente a subir a la mesa de exploración y colóquelo en el centro de la misma, como se describe a continuación. Utilice la línea central de la mesa como referencia para alinear al paciente. Los brazos del paciente deben quedar cruzados sobre el pecho, alejados de los laterales de ambas caderas. Seleccione Posición de la barra de herramientas Nueva medición. El brazo del escáner se mueve a la posiciónde inicio aproximada. Se muestra un gráfico con la posición correcta del paciente y la posición de inicio de la medición. • OneScan™no usa un posicionador de bloque de espuma para pierna: Utilice la línea central de la mesa como referencia para asegurarse de que la abrazadera del pie esté centrada. Alinee la línea central con la guía que se encuentra en la base de la abrazadera del pie. Gire internamente las piernas del paciente y asegure sus pies con la abrazadera para los pies (GE-Lunar sugiere no quitar los zapatos). 3. Posición del láser Utilice el gráfico que se muestra para ajustar la posición de la luz del láser. Coloque la luz del láser a aproximadamente 5 cm por debajo del ombligo del paciente y en el mismo plano longitudinal que la línea intermedia del paciente. 4. Seleccione Iniciardesde la barra de herramientas Nueva Mediciónpara iniciar la medición. Monitorice la imagen para asegurarse de que sea correcta. 5. Asegúrese de que la columna esté en el centro de la imagen, L4 (1) se muestra en su totalidad, la parte superior de L5 (2) se muestra en los primeros 1 a 2 barridos para Prodigy, 5 a 15 líneas de exploración para DPX. (3) Se muestra aproximadamente 1/2 de T12. Si la imagen no es correcta, seleccione Interrumpir, vuelva a situar la luz de láser y reinicie la medición. 6. Si desea llevar a cabo otra medición para el paciente, seleccione Configuración de la barra de herramientas Nueva medición. Consulte el tema Pantalla Nueva medición para las funciones adicionales de la pantalla. 7. Una vez que haya completado las mediciones para el paciente, seleccione Inicio para mover el brazo del explorador a la posición de inicio. 8. SeleccioneCerrar para salir de la pantalla Nueva medición. Consulte el tema Pantalla Nueva medición para funciones adicionales de la pantalla.

Medición de columna AP

Los requisitos de colocación para una medición de Columna AP dependen de si se ha elegido utilizar el bloque de espuma posicionador para las piernas en la pestaña Medir opciones del usuario.

El bloque de espuma no se debe utilizar si se marca OneScan™ para una medición específica, pero se debe usar si OneScan™ no está marcado para la medición. En el caso de mediciones con OneScan™, el cálculo de las puntuaciones T asume que no se usa un bloque de espuma. 1. Bloque de espuma para pierna • Si está utilizando el bloque posicionador de pierna de espuma: Ayude al paciente a subir a la mesa de exploración y colóquelo en el centro de la misma, como se describe a continuación. Utilice la línea central de la mesa como referencia para alinear al paciente. Los brazos del paciente deben estar sobre la mesa de exploración, a los lados del cuerpo del paciente. • Advertencia: retire el bloque de espuma para las piernas antes de colocar el brazo del escáner y inmediatamente después de que haya finalizado la exploración de Columna AP.

Seleccione Posición de la barra de herramientas Nueva medición. El brazo del escáner se mueve a la posiciónde inicio aproximada. Se muestra un gráfico con la posición correcta del paciente y la posición de inicio de la medición. • Si utiliza el bloque de espuma para las piernas: Utilice el bloque de apoyo para elevar las piernas del paciente. Asegúrese de que los muslos del paciente formen un ángulo de 60°a 90°con la parte superior de la mesa. Este paso ayuda a separar las vértebras y a aplanar la zona lumbar.

DENSITOMETRO PENCIL BEAM O UN FAN BEAM DXA

Densitometro haz de LÁPIZ O UN fan beam DXA

8 

Los densitómetros óseos se utilizan para evaluar la densidad del hueso y para detectar osteoporosis y fracturas óseas en pacientes. La exploración con densitómetro óseo también se denomina exploración DEXA y es el método estándar para medir la densidad mineral ósea (DMO).

La osteoporosis afecta a millones de personas en todo el mundo y se estima que una de cada dos mujeres y hasta uno de cada cuatro hombres mayores de 50 años se romperán un hueso debido a la osteoporosis.

El densitómetro óseo es una máquina útil y específica que no recibe tanto cariño como se merece, pero es importante estar informado sobre los dos tipos diferentes de densitómetros óseos al considerar uno para su instalación: Pencil Beam DXA o Fan Beam DXA .

Haz de lápiz

El Pencil Beam DXA fue el primer método utilizado para densitómetros óseos. Utiliza un haz singular de rayos X para producir una imagen. El Pencil Beam crea escaneos muy precisos, pero los escaneos en sí toman más tiempo, ya que el rayo único tarda un poco en escanear todo el cuerpo. Para instalaciones con poco tráfico que planean escanear no más de 15 pacientes al día, el Pencil Beam es una excelente opción.

Haz en abanico

El Fan Beam DXA (haz de ventilador de gran angular) no existe tanto tiempo como el método Pencil Beam, ya que solo se introdujo a principios de la década de 2000. Sin embargo, se ha convertido en una opción confiable para las consultas que necesitan escanear una gran afluencia de pacientes, ya que proporciona tiempos de escaneo mucho más cortos que el Pencil Beam. El Fan Beam utiliza múltiples haces de rayos X para barrer todo el cuerpo en lugar de solo uno, lo que resulta en tiempos de escaneo más cortos, pero a costa de una distorsión mínima de la imagen debido a la ampliación del tejido.

Además de Pencil Beam y Fan Beam, también existe el Fan Beam de ángulo estrecho . Fue creado por GE Healthcare y se utiliza exclusivamente para su línea Lunar Prodigy . El haz de ventilador de ángulo estrecho todavía usa múltiples haces de rayos X para barrer todo el cuerpo, pero también usa múltiples pases para obtener más imágenes. Luego, estas imágenes se compilan para adquirir las mejores ventajas de las máquinas Pencil Beam y Fan Beam: la calidad de imagen cristalina y la precisión del Pencil Beam, junto con la velocidad del Fan Beam.

https://www.amberusa.com/blog/bone-densitometer-options-choosing-pencil-fan-beam-dxa/

8 por Christine Runyon

Tipos de Técnicas Densitométricas

Fue la primera técnica densitométrica que se desarrolló. Apareció en los años 60. Con esta técnica, un fotón procedente de una fuente radioactiva atraviesa el hueso periférico. El densitómetro mide la atenuación del haz de rayos X al paso por el tejido. Dado que sólo se utiliza un fotón, no se puede separar la atenuación producida por el tejido óseo de la producida por los tejidos blandos. Por ello, dicha técnica sólo se puede usar en lugares como el calcáneo o el radio, donde casi todo el tejido atravesado es óseo. Quedó en desuso al desarrollarse los densitómetros de energía de rayos X (SXA) que no requerían radioisótopos. Los SXA los explicaremos en el apartado dedicado a los densitómetros periféricos.

Absorciometría fotónica dual (DPA)

Esta técnica es semejante a la absorciometría fotónica simple, pero utiliza dos fotones distintos procedentes de un radioisótopo. En este caso, al haber atenuación de dos haces fotónicos, el densitómetro es capaz de diferenciar la atenuación del hueso de la de los tejidos blandos. Su puede por tanto utilizar tanto en hueso periférico (antebrazo) como axial (cadera y columna). Al igual que ocurrió con la SPA, fue reemplazado por la absorciometría dual de rayos X (DXA) que no precisaba una fuente isotópica.

Absorciometría dual de rayos X (DXA)

Con esta técnica, dos haces son emitidos de una fuente de rayos X en lugar de una fuente radioactiva, consiguiendo una mayor precisión que con la DPA. Al utilizar dos haces de distinta energía puede corregir la atenuación producida por los tejidos blandos, al igual que la DPA. Es el método más extendido en la actualidad, por su baja radiación, su precisión y capacidad de medir tanto el esqueleto axial como el apendicular9.

Los densitómetros DXA, habitualmente llamados DEXA, exploran la cadera, la columna lumbar, el antebrazo y en muchos casos el esqueleto total. Algunos DXA son capaces de dar imágenes laterales, que tiene la ventaja de poder medir exclusivamente el cuerpo vertebral, excluyendo los arcos posteriores y los osteofitos anteriores10,11. De esta manera, la artrosis vertebral no interfiere en la medida. No obstante, la proyección lateral tiene la desventaja de una menor reproductibilidad comparada con la anteroposterior10,12,.

Los más usuales analizan cadera y columna lumbar, dando valores por separado de la DMO en L2, L3 y L4, así como en distintas localizaciones de la cadera: cuello femoral, trocánter y región intertrocantérea. También proporciona los valores del fémur total y del triángulo de Ward. Esta última representa una zona variable, no anatómica, definida por el software de la máquina, correspondiente al área de menor DMO de la cadera.

El aparato representa los valores de masa ósea en g/cm2 (BMD), contenido mineral óseo en g (BMC), área (cm2), altura (cm) y grosor (cm) del área explorada. A continuación suministra los valores de referencia, BMD, en función de la edad, en una gráfica con tres líneas: 1) la de referencia, 2) +1 desviación estándar (DE) y 3) –1 DE. En otra tabla proporciona los valores T-score y Z-score en cada una de las localizaciones exploradas, así como los porcentajes respecto a los valores del adulto joven y respecto al grupo de edad y sexo.

Estos densitómetros tienen una alta precisión (0,5-2%)13, repetibilidad y han demostrado tener valor predictivo de fractura. Son ampliamente usados. Tienen la desventaja del alto coste y gran tamaño. Requieren espacio y necesitan personal especializado para su manejo.

TÉCNICAS DENSITOMÉTRICAS – OSTEOMEDICAL SRL


A excepción del densitómetro por ultrasonidos, el resto de las técnicas son radiológicas. A continuación repasaremos los distintos densitómetros que han ido apareciendo en los últimos años.

Los densitómetros por absorciometría fotónica simple y dual dejaron paso a las técnicas no isotópicas, absorciometría de rayos X simple y dual, que son las que más se usan en la actualidad. La técnica más extendida es la absorciometría de doble energía de rayos X, DXA, especialmente los densitómetros que analizan cadera y columna lumbar. Es una técnica precisa, fiable, y se ha demostrado que es capaz de predecir fracturas. Sin embargo, los densitómetros periféricos, tanto los que se basan en tecnología dexa como los de ultrasonidos, también han demostrado su utilidad. La topografía cuantificada computerizada es el único densitómetro tridimensional, capaz de diferenciar entre hueso cortical y trabecular. Tiene el inconveniente de la alta radiación y el alto coste económico. Repasamos las características, así como las ventajas e inconvenientes, de cada una de estas técnicas de medida de masa ósea.
En el presente articulo se repasan las distintas técnicas densitométricas desarrolladas en los últimos años y los distintos criterios sobre las indicaciones de densitometría. No existen criterios unánimes al respecto, sin embargo distintos organismos y sociedades científicas han elaborado recomendaciones, basadas en los factores de riesgo de osteoporosis o de fractura, que pueden ser una guía útil para la práctica clínica.

Los distintos métodos densitométricos se basan en el principio de la atenuación que sufren los rayos X o los fotones de rayos gamma al atravesar los tejidos. Dicha atenuación se relaciona con el grosor y la composición de los tejidos que atraviesa, fundamentalmente del grosor del mineral óseo. Los valores de atenuación pueden ser expresados en equivalentes a grosor mineral, para a continuación compararlos con unas curvas basadas en la población normal. El resultado se expresa en desviaciones estándar respecto a estas curvas de normalidad. No obstante, el valor obtenido es una medición combinada de tejido óseo, médula ósea y otros tejidos circundantes. La verdadera medida de la masa ósea requeriría un densitómetro tridimensional que excluyera la médula ósea y los tejidos blandos que rodean el hueso. El único densitómetro volumétrico que existe en la actualidad, la tomografía computarizada cuantitativa, incluye la medula ósea en su medición.

A excepción del densitómetro por ultrasonidos, el resto de las técnicas son radiológicas. A continuación repasaremos los distintos densitómetros que han ido apareciendo en los últimos años.

Absorciometría fotónica simple (SPA)
Fue la primera técnica densitométrica que se desarrolló. Apareció en los años 60. Con esta técnica, un fotón procedente de una fuente radioactiva atraviesa el hueso periférico. El densitómetro mide la atenuación del haz de rayos X al paso por el tejido. Dado que sólo se utiliza un fotón, no se puede separar la atenuación producida por el tejido óseo de la producida por los tejidos blandos. Por ello, dicha técnica sólo se puede usar en lugares como el calcáneo o el radio, donde casi todo el tejido atravesado es óseo. Quedó en desuso al desarrollarse los densitómetros de energía de rayos X (SXA) que no requerían radioisótopos. Los SXA los explicaremos en el apartado dedicado a los densitómetros periféricos.

Absorciometría fotónica dual (DPA)
Esta técnica es semejante a la absorciometría fotónica simple, pero utiliza dos fotones distintos procedentes de un radioisótopo. En este caso, al haber atenuación de dos haces fotónicos, el densitómetro es capaz de diferenciar la atenuación del hueso de la de los tejidos blandos. Su puede por tanto utilizar tanto en hueso periférico (antebrazo) como axial (cadera y columna). Al igual que ocurrió con la SPA, fue reemplazado por la absorciometría dual de rayos X (DXA) que no precisaba una fuente isotópica.

Absorciometría dual de rayos X (DXA)
Con esta técnica, dos haces son emitidos de una fuente de rayos X en lugar de una fuente radioactiva, consiguiendo una mayor precisión que con la DPA. Al utilizar dos haces de distinta energía puede corregir la atenuación producida por los tejidos blandos, al igual que la DPA. Es el método más extendido en la actualidad, por su baja radiación, su precisión y capacidad de medir tanto el esqueleto axial como el apendicular9.

Los densitómetros DXA, habitualmente llamados DEXA, exploran la cadera, la columna lumbar, el antebrazo y en muchos casos el esqueleto total. Algunos DXA son capaces de dar imágenes laterales, que tiene la ventaja de poder medir exclusivamente el cuerpo vertebral, excluyendo los arcos posteriores y los osteofitos anteriores10,11. De esta manera, la artrosis vertebral no interfiere en la medida. No obstante, la proyección lateral tiene la desventaja de una menor reproductibilidad comparada con la anteroposterior10,12,.

Los más usuales analizan cadera y columna lumbar, dando valores por separado de la DMO en L2, L3 y L4, así como en distintas localizaciones de la cadera: cuello femoral, trocánter y región intertrocantérea. También proporciona los valores del fémur total y del triángulo de Ward. Esta última representa una zona variable, no anatómica, definida por el software de la máquina, correspondiente al área de menor DMO de la cadera.

El aparato representa los valores de masa ósea en g/cm2 (BMD), contenido mineral óseo en g (BMC), área (cm2), altura (cm) y grosor (cm) del área explorada. A continuación suministra los valores de referencia, BMD, en función de la edad, en una gráfica con tres líneas: 1) la de referencia, 2) +1 desviación estándar (DE) y 3) –1 DE. En otra tabla proporciona los valores T-score y Z-score en cada una de las localizaciones exploradas, así como los porcentajes respecto a los valores del adulto joven y respecto al grupo de edad y sexo.

Estos densitómetros tienen una alta precisión (0,5-2%)13, repetibilidad y han demostrado tener valor predictivo de fractura. Son ampliamente usados. Tienen la desventaja del alto coste y gran tamaño. Requieren espacio y necesitan personal especializado para su manejo.

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272003000600003

Blog Osteomedical

WhatsApp chat